Chile decidió recientemente por el estándar japonés Norma japonesa de televisión digitalpuede imponerse en América

Posted on 23 septiembre 2009

0


Venezuela asiste a un foro latinoamericano en Perú sobre la nueva modalidad televisiva que persigue unificar criterios de adopción.

Las decisiones sobre adopción de sistemas de televisión digital de señal abierta parecen apegarse más un juego geopolítico que a criterios técnicos. En América Latina, con la reciente incorporación de Argentina y Chile al estándar japonés ya escogido por Brasil y Perú, este sistema está presente en 4 países, mientras que la tecnología europea fue adoptada en Colombia, Uruguay y Panamá.

Esta semana, la realización de un foro en Lima, Perú, realizado por los proponentes de la norma japonesa, ha puesto nuevamente sobre el tapete el tema de la televisión digital terrestre de señal abierta, que es más eficiente en el uso del espectro radioeléctrico, pues permite multiplicar el número de canales que se pueden transmitir análogamente en una determinada frecuencia.

Adopción regional
Aunque en términos numéricos la relación de ventaja del estándar japonés sobre el europeo, no es abrumadoramente mayoritaria –67% contra 43%–, si observamos en una mapa la distribución geográfica de las adopciones de ambas normas, el sistema japonés cubre casi las tres cuartas partes de Sudamérica.

Brasil, quien fue el primero en adoptar la norma japonesa, con modificaciones necesarias para la cobertura de su extenso territorio, tuvo éxito en su cometido de convencer a Argentina de adoptar la norma japonesa-brasileña. Un argumento de Brasil se basa en los ahorros en costo si se llegan a acuerdos regionales para el ensamblaje de decodificadores.CONTINUE LEYENDO

En Venezuela, fuentes gubernamentales habían asegurado que favorecerían el estándar chino, pero recientemente ha habido contactos presidenciales y ministeriales con Japón y reuniones con Brasil en torno a la sinergia que se podría obtener con la adopción de la norma japonesa en nuestro país.

Imágenes numéricas

La televisión digital ya se transmite en las modalidades de televisión por suscripción sea vía satélite o por cable, mientras que la televisión digital terrestre agrupa los servicios de televisión terrestre abierta radiodifundida, de operación pública y privada, con coberturas nacional, regional o local.

Otras modalidades de televisión digital se desarrollan en paralelo, como la distribución de videos a través de Internet y la denominada televisión IP, que consiste en un servicio de televisión por subscripción que se entrega a través de una red que usa los protocolos de Internet.

La televisión IP emplea las mismas redes telefónicas que facilitan la entrega de servicios de banda ancha, por lo que los proveedores potenciales son las operadoras telefónicas dominantes. Los requerimientos de ancho de banda para la televisión IP son enormes. Se estima que para hacer viable el proyecto de televisión IP de Cantv –una oferta de 30 o 40 canales, por ejemplo–, se requiere adecuar su red de banda ancha para elevar las tasas actuales de transmisión de datos de 1 megabit por segundo a 10 megabits por segundo.
Los estándares de televisión digital terrestre permiten llevar el servicio a dispositivos móviles, con diferentes adecuaciones a la infraestructura de transmisión, dependiendo del estándar usado.

Esto último representa otra de las ventajas de la TDT, pues una vez que se cuenta con un terminal apropiado, la recepción en el móvil se realiza de forma nítida y sin interrupciones, además de las mayores posibilidades de interacción que brinda el celular.

Recuadro
Apagón benigno
En la planificación de la sustitución progresiva de la TV analógica por la digital, se habla normalmente de una fecha tope en la que se interrumpe la transmisión analógica, la cual señala el denominado “apagón analógico”, pues todas las señales que se transmitan después de esa fecha serían digitales.

En los países en los que ya se ha iniciado el proceso de conversión ha habido retraso y se estima que en América Latina se requieren al menos 10 años para lograr el apagón analógico.

En lo inmediato, no se requiere un cambio de los televisores, pues la conversión de la señal digital a analógica se puede realizar con la ayuda de decodificadores, en el caso los TV antiguos. Una vez que un país adopta un estándar, los fabricantes de televisores planifican los despachos de sus aparatos dirigidos a ese país con el decodificador adecuado, ya incorporado.

Anuncios
Posted in: Uncategorized